Reparar un grifo que gotea

Reparar un grifo que gotea
Una de las averías más comunes en fontanería son los grifos que gotean. Para evitar desperdiciar agua y que se encarezca la factura con la compañía conviene arreglarlo cuánto antes.

Para empezar hay que cerrar la llave de paso del agua y así desmontar el grifo. Para desmontarlo comenzaremos quitando el embellecedor, que es lo que sujeta los tornillos y todo el sistema de montaje de la pieza. Utiliza el destornillador para quitar la tuerca que tiene la junta, y es mejor que tengas una junta nueva ya que con el tiempo y el uso se erosiona y hace que pase el agua, lo que provoca el goteo.

Es muy importante que la junta que vayas a poner sea exactamente igual que la que has quitado, y para asegurarte puedes ir a comprar la nueva cuando hayas quitado la vieja, así te dan una que realmente sea igual. Pon la junta nueva y haz el proceso a la inversa, es decir, atornilla la tuerca y coloca el embellecedor. Se supone que ya debería dejar de gotear.

Si, a pesar del cambio de junta, el goteo persiste, entonces es posible que el problema esté en el cuerpo del grifo, siendo lo más habitual que se haya ensuciado u obstruido. En este caso, lo que tienes que hacer es desmontarlo para limpiarlo a fondo en su interior. Vuelve a montar y ya no goteará.

Si aún así todavía gotea lo más sensato sería llamar a un profesional para que revise toda la instalación así como los pasos realizados.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code